2016/12/09

EL TERCER DESCUBRIDOR DE CUBA ( Fernando Ortiz y su quehacer en favor del Esperanto )


Es muy conocido en Cuba , que la historia de este país comienza desde la llegada de Cristóbal Colón, en el año 1492. Asimismo se llama descubridor, no solo de Cuba sino de toda América, en su época desconocida por los pueblos antiguos del otro lado del mar. Colón encontró el camino hacia este nuevo mundo.

Más tarde, innumerables aventureros (españoles, portugueses, franceses, ingleses) continuaron la empresa colombina. Establecieron un conjunto de colonias para la exportación de sus ricos recursos en beneficio de los reyes y las burguesías de Europa. Tres siglos después de Colón, las colonias en América ya mostraban cierto nivel de desarrollo, semejante al de las respectivas metrópolis europeas.

Si Colón dio a Europa un nuevo mundo , tres siglos después llegó un sabio Alemán que lo dio a conocer mejor: Alexander Von Humboldt ( 1769-1859 ). Imposible silenciar este nombre en la historia de la ciencia moderna. Hoy se le reconoce como fundador de nuevas ramas: geografía climatológica y física marítima, además de sus valiosos aportes a la zoología, la botánica y la mineralogía . Las obras de Humboldt son en gran parte resultado de sus investigaciones y observaciones, durante un viaje de varios años, por las colonias españolas en América antes de entrar en Cuba, a finales del año 1800.

Todo lo descubierto por Humboldt aquí, el público ilustrado empezó a conocerlo en 1826. En ese año, y en lengua francesa, apareció en París la primera edición de su obra "Ensayo político sobre la isla de Cuba". El autor presenta una visión objetiva desde aspectos diversos en esta isla. Como Humboldt era especialista en ciencias naturales, los temas principales de ese volumen son descripciones relativas a su especialidad. Pero Humboldt inspirado por su propio humanismo, también tocó el problema social de entonces en Cuba. Expresó con palabras en el contenido un juicio contrario a la esclavitud, y por tanto al comercio sobre africanos esclavizados.

Pronto apareció una nueva edición ya en lengua española. Eso no le agradó a los lectores cubanos, una minoría en la elite de los terratenientes  ricos. En consecuencia, le solicitaron al gobierno español prohibir la entrada en Cuba de semejante Libro. Sin embargo, su autor atrajo la simpatía de otra minoría: los intelectuales progresistas. De esta otra elite, el más eminente le adjudicó a Humboldt el título de "segundo descubridor de Cuba". Su nombre, José de la Luz Caballero (1800-1862), personalidad famosa en la cultura cubana del siglo XIX, como educador y filósofo.

Ninguna similitud con Humboldt presenta el tercer descubridor, Fernando Ortiz (1881-1969). Sin embargo era un sabio, pero los asuntos de sus intereses estaban en el campo de las ciencias sociales. Ante todo es digno de mencionarse, que el título de "descubridor" se lo adjudicó otro intelectual cubano de  su misma época: Juan Marinello ( 1898-1977). Ortiz nació en La Habana, pero transcurrió su infancia y la primera juventud en España donde estudió la carrera de derecho. Igualmente en España conoció el esperanto, de vuelta en Cuba probó a hacerle  propaganda.

Así Ortiz es un pionero del esperanto en Cuba. En marzo de 1906 publicó en el periódico "El mundo ilustrado una serie de artículos bajo el título "El  lenguaje universal" y con el seudónimo D-ro Novemo. Su  contenido es objetivo, y así presenta el idioma muy bien al público en general. Al mismo tiempo Ortiz propanía fundar una sociedad nacional, para divulgar en Cuba el idioma , con una revista "Kuba Stelo". Finalmente en La Habana se fundó el 1ro de enero de 1910, la Sociedad Cubana para la Propaganda del Esperanto, que más tarde tuvo como órgano oficial a la revista "Latinamerika Esperantisto".

Ortiz no se pudo ocupar mucho más del esperanto. Su talento junto con su curiosidad intelectual lo desviaron por otra dirección. He aquí por qué Ortiz es nuestro tercer descubridor. Sus investigaciones a través de la historia, el folclor, la lingüística, la sociología, la etnología, etc., lo elevaron al mismo nivel que a Colón y a Humboldt. Principalmente Ortiz se acercó a esa masa de la población negra, en donde encontró mucho desconocido e importante, pero necesario para un mejor conocimiento de Cuba y de los cubanos .

De las obras de Ortíz nacieron nuevos términos: transculturación, cubanía, afrocubano.

He aquí la identidad nacional de los cubanos.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Contacto: La Redakcio

Contacto: La Redakcio
Kuba Esperanto Asocio-Camagüey, Jorge Luis Santillán, Apartado postal: 2522 Camagüey, Cuba, C.P.: 70200, E-Mail: santillan.cuba@gmail.com, Contacta enviando un mensaje de texto al Móvil : 52768482. Podemos ayudarte.